Equipos Femenino

Ciclismo femenino: los fichajes para 2023

Como sucede con el masculino, el ciclismo femenino también está siendo un auténtico terremoto en el que las ciclistas buscan nuevos acomodos. Nombres muy importantes tienen previsto cambiar de aires de cara a la temporada 2023, así como los equipos están intentando reforzar sus planteamientos o directamente cambiarlos por completo. Plantilla a plantilla, son muchas las mujeres que van a iniciar la próxima campaña un nuevo proyecto.

SD Worx ficha a la ciclista mejor pagada

El fichaje estrella del mercado hasta la fecha es el de Lorena Wiebes por SD Worx. Se dice que la exitosa corredora del DSM pasará a ser la mejor pagada de todo el pelotón femenino. Se trata de la gran velocista del momento y que ha sumado numerosas victorias y puntos para su anterior equipo. Es la pieza que le puede faltar al equipo neerlandés si es que le puede faltar algún tipo de corredora en su nómina.

La relación entre las líderes puede haber sido la mayor pega en el último año. Hubo momentos en que la sudafricana Ashleigh Moolman-Pasio pareció realizar movimientos tácticos un tanto incomprensibles, tanto en el Tour y otras pruebas, dejando un mal sabor y a veces la sensación de no haber corrido para el equipo. Wiebes, en cambio, compartió equipo y se compenetraba a las mil maravillas con la gran líder Demi Vollering. Por otro lado, han fichado a las prometedoras neerlandesas Femke Markus y Mischa Bredewold del Parkhotel Valkenburg, equipo especialista en la formación de neerlandesas con el que parecen tener algún tipo de acuerdo tácito de colaboración.

Movistar con la incógnita van Vleuten

Parece que la recientemente proclamada campeona del mundo está coqueteando con el dicho aquel de “donde dije digo, digo Diego” y retrasaría su retirada una temporada más. Por si acaso, Movistar ha cimentado una transición interesante y se han movido bastante bien en el mercado, fichando a la teutona Liane Lippert y la también neerlandesa Floortje Mackaij. A Lippert sin duda lo que le falta es rematar lo es menos y quizás en este año pueda recibir la receta secreta en estos menesteres de la campeona del mundo. Aunque en honor a la verdad, Annemiek tampoco era una gran rematadora a comienzos de su carrera -también tenía otros galones – y se ha ido poco a poco convirtiendo en la mejor rematadora de este último lustro junto con Anna van der Breggen y Marianne Vos. Quizás a Lippert solo le falte tiempo para que el potaje termine su cocción.

Trek Segafredo refuerza la montaña

El conjunto americano ha fichado pensando en la escalada, con la italiana Gaia Realini, que se suma al clan transalpino y que brilló con luz propia en el Giro Donne. Pero, sobre todo, el gran fichaje es el de Amanda Spratt. La australiana deja BikeExchange, a quien no queda otra que reinventarse.

Trek pierde a la danesa Amalie Dideriksen y la italiana Letizia Paternoster, dos velocistas. Chloe Hosking parece que tampoco seguirá. Se refuerzan bien con la aussie Brodie Chapman y la alemana Lisa Klein. Siguen aumentando su tren de rodadoras para que este año si se confirma que hay más cronos y terreno favorable a las cronos por equipos, sigan dominándolas.

UAE, el gran animador

El equipo de los Emiratos ha sido el gran animador del mercado. Dejan marchar a las grandes estrellas del equipo por un lado. La salida de Mavi García está confirmada. Puede sorprender un poco la continuidad de Bastianelli, que deberá ceder su rol en las volatas a Consonni, ya que no llegó a compenetrarse del todo bien cuando alternó con Chloe Hosking como sprinter y lanzadora. Han fichado al Valcar – Travel & Service en bloque, con el director del equipo incluido y el núcleo italiano de ciclistas, Silvia Persico, Chiara Consonni y Eleonora Gasparini, mas la canadiense Olivia Baril. Dejó buenas sensaciones en el Massi-Tactic – previo a Valcar – y corroborará su calidad en UAE.

Del Canyon-SRAM fichan a dos italoresidentes, la bielorrusa Alena Amialiusik y a la neozelandesa Mikayla Harvey, que ha rayado un poco por debajo de las expectativas. Parecía que iba a comerse el mundo, como Fisher-Black, pero hasta ahora no le han salido las cosas. Veremos si Amialiusik puede recuperar el golpe de pedal que siempre mostraba en unas clásicas italianas que tanto le gustan.

Mavi García, al Liv Racing – Xstra; un nuevo Bike Exchange

Con el fichaje de la española este equipo ya se ha movido todo lo que tenía que moverse. Viene a ocupar el hueco que dejó en su día Lotte Kopecky. Tenían un buen plantel esta temporada, pero las falta un poco para rematar. La canadiense Alison Jackson se marcha al EF Education-TIBCO-SVB. Con la llegada de la balear ya ganan mucho.

BikeExchange-Jayco abre una nueva era porque pierden a su mujer referencia. Amanda Spratt deja tras once años en la estructura australiana. A pesar de haber regresado a un nivel más que aceptable de su operación , parece que su mejor momento ya pasó y. Es difícil que vuelva a ser lo que fue en su día, pero sigue siendo muy competitiva y veremos si nos deja jornadas como en aquella Bira. Pierden potencial, a priori, pero se abren a recuperar a la italiana Paternoster, que ha tenido unos años malos, pista al margen. Intentarán recuperarla de cara a los volatas, un rol que quizás este año ha pasado por demasiadas manos en su plantilla. Si algo ha logrado la escuadra aussie es reinventarse y encontrar nuevas vetas después de la salida de algunas de sus leyendas (Johansson, d’Hoore o Van Vleuten).

Más fichajes

El AG Insurance se refuerza bien. Firman a Moolman-Pasio y mejoran bastante. De los que más se ha movido tanto en el equipo élite, como en el sub-23 y en el junior. Es uno de los que va más avanzado en ese sentido y han solicitado a la UCI poder regirse por las mismas normas del masculino y así poder foguear a sus jóvenes talentos en carreras de primer orden. La finlandesa Henttala (antes Lepistö), es un buen fichaje, que vuelve tras la maternidad y la lactancia. Lleva un tiempo sin competir. Es una baza para las voladas y algunas de las clásicas del norte.

EF Education-TIBCO-SVB se lleva a la ya mencionada Jackson y confirma -ya estaba como stagiaire– a la más esperada, que es Zoe Bäckstedt, el fichaje de más renombre. La mayor de las hermanas era buena y promete, pero la menor aún más tras confirmarse con el doblete en el Mundial junior. Parece tranquila cuando compite y da muy buenas sensaciones.

DSM, por su parte, pierde a cuatro de sus baluartes. Les queda Juliette Labous, que en principio será la más destacada del equipo junto a la británica Pfeiffer. Pierden a Kirchmann, que fue la gran referencia hace unos años, a Lippert y a Mackaij, que se marchan al Movistar español y a Lorena Wiebes. Han firmado a jóvenes y apuestan por el salto del junior al World Tour. Firman el podio de la prueba en ruta de Wollongong a excepción de Bäckstedt. Un equipo algo inmaduro tal vez.

El Human Powered Health americano afincado en Girona ficha a Alice Barnes buscando mejorar y la británica es una buena incorporación, aunque quizás se hubiera quedado estancada en el Canyon-SRAM. Venía de prometer más. Volverá a ser la referencia y trabajarán para ella. Ganará más o menos, pero tendrá más oportunidades de pelear por las victorias, o eso parece.

El Canyon SRAM hasta ahora dejado salir a bastantes corredoras. Pero también se refuerza con jóvenes de calidad, del Le Col – Wahoo las dos. Van der Duin y Towers, la campeona británica, tienen muy buena pinta. Su fichaje, sin embargo, para 2023 es Chloe Dygert, que ya parece que ha pasado por quirófano por última vez como consecuencia de su accidente en Imola 2020. Lleva desde entonces sorteando las muchas piedras que le van surgiendo en su camino, aunque de forma intermitente la hemos podido ver rendir en pista y participar en el arranque de año en la Omloop y competir en Tokyo. Podríamos tomar la fase final de su recuperación como fichaje para 2023, aunque lleve un par de años en nómina.

El Uno-X noruego se refuerza bien para las volatas y alguna clásica con la italiana del Ceratizit–WNT – que aun no se ha movido -, Maria Giulia Confalioneri, y la ex campeona del mundo en Doha, la danesa Amalie Dideriksen, que junta a la pareja de madison danesa – con Julie Leth en sus filas- que fue plata en Tokyo 2020.

Rumores

Corredoras que quedan pendientes hay varias. Pauline Ferrand-Prevot es vinculada a Ineos, aunque es difícil que tenga un calendario de carretera. Sino harán como Sina Frei con SD Worx y aunque haya algunas pinceladas en carretera, podrá seguir centrada principalmente en sus disciplinas. Habrá que ver porque el conjunto británico monta Pinarello, que no tiene bicis de montaña -salvo eléctricas- ni de ciclocross, que es lo curioso. Quizás podría llevar la marca que quiera, como Tom Pidcock en el masculino.

De la también francesa Audrey Cordon-Ragot se decía que abandonaba Trek Segafredo para fichar por un equipo francés y ser la líder del equipo, aunque aún no se ha dado a conocer de forma oficial. Todo eso queda en un segundo plano por el ictus que le detectaron antes del Mundial y que impidió su participación. Aún tiene recuperación y pruebas por delante para determinar causas y consecuencias o secuelas. Courage. El caso de la transalpina Silvia Zanardi es otro caso que aún está por ver. Sería un buen fichaje para muchos equipos.

Escrito por Diego Martín (colaboración de Lucrecio Sánchez)

Fotos: ASO / Sirotti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *