Cicloturismo

Cicloturismo – Colcurinho (Portugal)

Portugal es un filón a la hora de encontrar subidas interesantes. Desde las más afamadas por la presencia en ellas del ciclismo profesional como la Serra da Estrela (alto de Torre), tal vez las subidas más duras de todo el país, a las que apenas se conocen fuera del ámbito local y ofrecen múltiples encantos. Incluso la sombra de estas enormes colosos ocultan talentos y preciosos ascensos como este que nos ocupa. 
Colcurinho, bastante popular entre los cicloturistas y está incluso coronado por un pequeño y humilde monumento a la bicicleta, es una subida que consigue tocar el cielo a través de una carretera estrecha, rugosa como el clásico asfalto portugués, exigente por sus rampas e incluso por el viento en su zona alta. Los montes contiguos están repletos de molinos de viento, lo cual es indicativo de la presencia del Dios Eolo en las inmediaciones. A tus pies las montañas y un paisaje precioso. 

Lo bueno de esta subida, que consta de doble vertiente, es que permite establecer rutas de buen fondo, alta montaña y mucho desnivel en combinación con las diversas vertientes del Alto da Torre, cima absoluta de Portugal y rey de lo altimétrico del país. Esa referencia debería valer para situar Colcurinho, puesto que no está muy alejado de la frontera española, a la que se llega tras un sinuoso recorrido a través de las impresionantes montañas de la zona. 

Desde Vide arranca el puerto, que tiene una vertiente fundamental: ésta. Existe otro acceso a la cima por pista para BTT y otra en asfalto muy estrecha y con el piso muy deteriorado. No es que la ascensión principal esté en perfecto estado, pero sí permite subir sin excesivos problemas. El paisaje es precioso, sólo estropeado por los efectos de los desgraciados incendios de la época estival en algunas fases. El enjambre de carreteras próximas a la cima no debe hacernos confundir la ruta. El aspecto positivo es que al ser un monte sin apenas vegetación en la parte alta permite observar las diversas alternativas a poco que estemos despiertos. 

Hay atractivos turísticos más allá del deporte de las dos ruedas. Por ejemplo, la presencia de un hotel solar, el santuario de Senhora das Necessidades y el entorno natural del que disponemos en frente de nuestros ojos. 

Ver mapa y ubicación

Altimetría

Escrito por Lucrecio Sánchez
Foto: Tiago Anselmo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.