Cicloturismo Puertos

Cicloturismo: la ruta de los Lacs (Cap de Long – Francia)

Se trata de una de las ascensiones pirenaicas más desconocidas por el público general. No tiene la fama del Tourmalet, del Aubisque, del novedoso Portet, pero sí la dureza de éstos. Incluso mayor altitud que la mayoría de ellos. Buena carretera de acceso, buen firme y una zona enclavada en el corazón de los Pirineos franceses, también muy cerca de la frontera con España a través del Túnel de Bielsa. Muchos atractivos y muy pocos peros que añadirle a una subida para la que tenemos que estar bien preparados, como mayor handicap. 

Se puede decir que la subida a estos lagos comienza en Saint Lary Soulan, de forma paralela a la ya mencionada de Bielsa o la de Piau Engaly. En castellano se podría confundir con Los Lagos de Covadonga, ascensión mítica asturiana que es bien conocida a nivel internacional. Y existe cierto paralelismo en el concepto de subida, si bien sus perfiles son bien diferentes, siendo la francesa mucho más constante y leve en sus porcentajes. 

La coincidencia llega en que se asciende a un grupo de lagos y por eso a esta carretera se la conoce como Cap de Long o Route des Lacs (ruta de los lagos), en este caso también los de Aubert y Aimar, que se encuentran a una altitud superior a los 2100 metros y que comparten con Cap de Long gran parte de la subida. Serán más de 22 kilómetros de subida si contamos el tramo inicial común como parte del puerto. La media no es excesivamente exigente, sobre el 6%, pero si señalamos que ese primer sector de unos siete kilómetros ronda el 3%, nos podemos hacer una idea de la dureza que se esconde detrás de los datos. Varias zonas por encima del 10% de media nos harán retorcernos y sufrir para disfrutar de los paisajes, que son excepcionales. 

El firme estará en buen estado, sin alardes. Y tiene poca protección de arbolado, por lo que en los meses de verano conviene tener este factor en cuenta. Al tratarse de asfalto viejo, cuidado en la bajada, también con las herraduras y curvas. La carretera sube a media ladera, a excepción de la parte final, que a base de lazadas sube un macizo rocoso de gran belleza (tiene cierto parecido a Covadonga en este tramo). Por tanto, es buena idea disfrutar de todo lo que este puerto ofrece, pero con la cabeza en la trazada con la bicicleta. 

La cima alcanza una presa que sujeta el lago de Cap de Long entre montañas absolutamente bellas. El restaurante que allí se encuentra nos permitirá abastecernos antes de descender o probar el ascenso a los lagos de Aimar y Aubert, para los que nos debemos desviar a la altura del lago de Oredon. Muy bonito y de una dureza similar. 

Una lástima que el Tour de Francia o la Vuelta a España en sus visitas al país galo no hayan puesto el ojo en esta subida, una durísima y bonita alternativa para los archiconocidos puertos pirenaicos que por lo general suelen incluir en estas carreras. La combinación con otros puertos puede ser magnífica, sobre todo para el cicloturismo. La proximidad con las ya mencionadas subidas a Piau Engaly y Bielsa (más dura de lo que parece y que conecta con España), así como la cercanía con el mítico Val Louron o el propio Portet (continuación de Pla d’Adet) hacen de la zona una maravilla para encadenar rutas. 

Enlace a reportaje completo y galería más amplia de fotos

También a la ascensión a Aimar y Aubert

Escrito por: Lucrecio Sánchez (@Lucre_Sanchez)
Fotos: 1001puertos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *