Ciclistas Giro

Derek Gee, el ciclista más combativo del Giro 2023 (el que la sigue la persigue)

¡Espectacular el Giro del ciclista canadiense! Derek Gee se ha aupado por encima de Ben Healy, que ya es decir, en uno de los corredores favoritos de la afición y seguramente en el ciclista más combativo del Giro de Italia, que no es poco. El corredor del Israel Premier Tech ha sido cuatro veces segundo en sendas etapas de esta edición 2023, un hecho injusto a todas luces. Y cuarto en otras dos. Normalmente cuando se está tan cerca de los triunfos, alguno termina por caer, aunque fuese por mera inercia, por estadística. Y no ha sido así, va a terminar el Giro con este ciclista nacido en Ottawa sin haber levantado los brazos, algo absolutamente increíble e injusto a partes iguales.

En la escapada camino de las Tres Cimas de Lavaredo todos esperaban un buen duelo con Carlos Verona o con otros escaladores del grupo de fugados. Pero nadie se esperaba que una vez más estuviese por allí Gee, que sí que estaba en la fuga. Llegada la recta final, los fugados comenzaron las hostilidades, saltando por aquí y por allá. Buitrago procuró hacerse el muerto para pasar lo más desapercibido posible, que era un hombre peleando la general incluso. En ese contexto, el canadiense atacó, buscó su apuesta y la mantuvo hasta el espacio que iba desde las pancartas que iban del menos dos al menos uno. Allí fue cazado por el colombiano, que fue muy inteligente en dejarle un espacio para que pensase que tenía opción.

El de Israel se cebó, buscó alejar cuando más posible a su enemigo para sentenciar la etapa, pero sucedió todo lo contrario, con una demostración de sangre fría del colombiano y Gee, de nuevo, perdiendo la opción de victoria. Eso sí, tuvo fuerzas para resistir segundo en la mítica cima, cerrando unas tres semanas para enmarcar por un lado, pero para olvidar por otra. Cuando el escalador del Bahrain le daba alcance, daba la sensación de que Gee estaba huyendo del segundo puesto más que de un rival deportivo. La cara es el espejo del alma y el ciclista debió pensar que de nuevo el día de la marmota iba a acontecer.

Y así fue. Siete fugas y más de 1000 kilómetros en fuga en todo el Giro. Un rendimiento espectacular a lo largo de las tres semanas que se añaden a un buen papel en Paris Roubaix, donde formó parte de la fuga buena. De no haberse lanzado la carrera tan pronto entre los favoritos, tal vez hablásemos de un protagonista mayor en los adoquines, vista la forma en la que se ha desempeñado en esta gran vuelta, que además ha supuesto su debut en ellas a los 25 años de edad (nacido en agosto de 1997).

En su palmarés sólo consta una victoria, que es el Campeonato Nacional en contrarreloj, ganado en Edmonton sobre 48 kilómetros. Bien es cierto que la concurrela no es exactamente prestigiosa, pero allí también estaba su compañero de equipo Guillaume Boivin, quien finalizó octavo a más de tres minutos del ganador, quien superó los 49 kilómetros/hora en la casi hora de competición. Buena colonia de ciclistas procedentes del país norteamericano en el conjunto israelí, con Michael Woods a la cabeza y ahora el ‘Poulidor’ de este Giro de Italia, el recién llegado a la oficina del Academy de este mismo equipo.

Un ciclista que de momento tiene los objetivos algo desenfocados, pero que vista su entrada en el top veinte de la general final del Giro y las actuaciones en todas las etapas en las que ha estado en fuga, tenemos ciclista para rato, sobre todo porque se le observa actitud de ganador, de esa que engancha con el aficionado, que ya se ha hecho un poquito de Derek Gee. Tiene contrato con el equipo hasta 2025 y parece que será una buena apuesta. Habrá que seguir su evolución, pero de momento el reconocimiento de todo el público y tiffosi, que también es importante.

Escrito por Lucrecio Sánchez

Fotos: RCS/LaPresse // Israel Premier Tech

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *