Ciclistas Profesional

Iván Gª Cortina y el listón en el cielo

El asturiano arranca en 2021 una nueva etapa en su carrera. Liderar una escuadra tan potente como Movistar es un reto para nada sencillo, ya que la exigencia siempre será la mayor. Los objetivos son ambiciosos y el grupo de corredores de una gran calidad. Correr en el único equipo World Tour en España tras debutar como stagiare en Ettix (actual Deceuninck) y pasar tres años en el Bahrein, puede ser una presión añadida, puesto que el seguimiento de todos sus pasos será mayor en casa. 

Las clásicas parecen su terreno. Un ciclista capaz de rodar muy fuerte en el llano y con buena punta de velocidad es cuestión de tiempo y de confianza que las victorias acaben llegando. Un terreno donde el pelotón español apenas se ha prodigado, a excepción de Poblet, años ha, Freire o Flecha, ciclista con el que puede guardar algunas similitudes. 

Santillana del Mar. La Vuelta 2018. Etapa 16. Foto: Álvaro Campo

García Cortina puede haber comenzado la etapa que le hará cambiar su rol dentro del pelotón, ya que ese nuevo estatus de líder en estas carreras hará que muchos más ciclistas respeten su figura en el gran grupo, en el que aún le falta un tanto de experiencia si seguimos las evoluciones históricas de los ciclistas que batallan en las pruebas de un día. En cambio, se atisba mucha calidad y posibilidad de mejora, lo cual para un ciclista aún muy joven es lo más importante. 

El listón histórico está alto en algunas de esas pruebas, como puedan ser Milán-San Remo, donde Freire se ha lucido en tres ocasiones, o en París-Roubaix, donde Flecha ha sido el que más cerca ha quedado de llevarse para España el adoquín. En cambio, hay tantas ganas de que alguien coja ese testigo que el viento será a favor. Su compañero Erviti ha probado el liderazgo en esas carreras y no le ha ido mal. Con un poco más de fortuna y de progresión, no cabe duda de que si todo sigue cauces normales, Iván debería explotar y conseguir unos mejores resultados. Por supuesto, entre la teoría y la práctica hay mucho camino. 

Sí es cierto que se trata de un año clave, donde al menos debe demostrar que puede ser capaz de luchar por las victorias. En caso contrario, todavía tendría crédito sobrado para seguir contando con oportunidades. Pero mejor aprovechar los momentos, que después nunca se sabe lo que puede pasar: un compañero que robe el protagonismo, una caída desafortunada -que se lo digan a Evenepoel- o un equipo que puede cambiar en su apuesta por otros retos, como, por ejemplo, las grandes vueltas en exclusividad. 

Escrito por #LucrecioSanchez
Fotos @ACampoPhoto y Movistar Team

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.