Ciclistas

Jhonatan Narváez, puro todoterreno Grenadier

A sus 23 años, Jhonatan Narváez es ya sin duda uno de los grandes referentes de un ciclismo ecuatoriano que no para de crecer. Cuatro años más joven que el ídolo de su país Richard Carapaz, o que el combativo Jonathan Caicedo; el de Ineos Grenadiers sigue creciendo año a año demostrando ser un ciclista consistente con muchas y muy buenas cualidades para hacer cosas importantes.

Originario de la región amazónica de Sucumbíos, al norte de Ecuador, Narváez no es un “escarabajo” al uso. Nacido en El Playón de San Francisco, a más de 3000m sobre el nivel del mar, no es un escalador puro de esos que se hacen grandes en las jornadas alpinas o dolomíticas. En cambio, es un ciclista explosivo, que podríamos calificar como puncheur y que se mueve como pez en el agua en grupos reducidos o en fugas de nivel. Capacidades de rodador que ya demostraría como juvenil, siendo uno de los mejores ciclistas de su continente en la pista del velódromo, donde se proclamó campeón panamericano.

Sus inmensas cualidades no pasaron desapercibidas entre los cazatalentos del ciclismo, y su hasta ahora breve trayectoria profesional se entiende con un vistazo rápido a los equipos por los que ha pasado. De aquel imponente filiar del QuickStep, el Kelin Constantia de los Cavagna, Mas, Cortina o Schachmann pasó a uno de los mejores equipos de formación de este siglo, el AXEON de Axel Merckx, en 2017. Con los norteamericanos realizó una notable temporada, venciendo el Circuito de las Ardenas en Francia, mostrándose delante en las pruebas de Estados Unidos y proclamándose campeón ecuatoriano de ruta. Credenciales suficientes para dar el salto a los equipos más potentes de la galaxia ciclista, el QuickStep en 2018 y el todopoderoso Team Sky en 2019.

Con los británicos llega su gran explosión en el recortado calendario de 2020, ganando la Settimana Coppi e Bartali y una etapa del Giro de Italia tras una bonita fuga. Así arranca un 2021 en el que ya se ha dejado ver, cogiendo galones como un ciclista importante en la super estrucura de Ineos. Su actuación en Kuurne-Bruselas-Kuurne reventando la carrera junto a MvdP está al alcance de muy pocos. En un equipo en el que cualquier líder es gregario por acumulación, Narváez sigue definiéndose como un corredor para sumar triunfos en todo tipo de escenarios.

¿Podremos ver a un joven ecuatoriano plantando cara a los gigantes de las piedras o a las estrellas de las Ardenas? Veremos si su equipo se atreve a esa apuesta, acumulando experiencia y dando libertad a este interesante ciclista que aún tiene muchas sorpresas que ofrecernos.

Escrito por: Víctor Díaz Gavito (@VictorGavito)
Foto: Sirotti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.