Opinión

«Merckx Cavendish», solo son números

Anda buena parte de la afición bastante mosqueada con el hecho de que Mark Cavendish haya igualado el récord de victorias de etapa en el Tour de Francia. Récord que ostentaba hasta ahora en solitario Eddy Merckx.

Y digo yo: ¿Qué importancia tiene?. ¿Qué importancia tiene el hecho de que le haya igualado, e incluso que de aquí a pocos días lo pudiese superar? Porque es que solo son números.

¿Qué más dará incluso que en el futuro el inglés le doblase en número de victorias al belga? ¿Acaso va a variar ese detalle la consideración que una persona aficionada puede tener respecto a esos dos ciclistas?

¿Acaso el hecho de que Eddy Merckx solo hubiese obtenido seis victorias en la Milán-San Remo y solo cuatro victorias finales en el Tour de Francia, variaría un ápice la consideración que la afición tiene sobre él?

Hace pocos días celebramos el cincuenta aniversario de la victoria de etapa de Luis Ocaña en la cima de Orcières- Merlette. Si el conquense de Mont de Marsan hubiera ganado aquel Tour, de no mediar la fatídica caída durante la tormenta en el descenso del col de Menté, ¿hubiera variado en algo la consideración de la importancia de la figura de Luis Ocaña en el ciclismo mundial? Incluso, ¿hubiera variado la consideración como ciclista del propio Eddy Merckx?

Para nada. Independientemente de que aquello hubiera tenido otro final, la consideración para la inmensa mayoría de la afición hubiera seguido siendo la misma. Eddy Merckx seguiría siendo el mejor ciclista de la Historia. Y Luis Ocaña, un grandísimo ciclista que en sus momentos de máxima inspiración podía poner contra las cuerdas incluso al mejor ciclista de la historia.

Salvo que desde este momento Mark Cavendish se pusiera a obtener triunfos como quien fabrica rosquillas, ¿va a variar la percepción que tiene la afición sobre él comparándolo, por ejemplo, con Mario Cipolllini?

Relativicemos. Tomemos distancia y ampliemos perspectiva. Son sólo números. El poso que deja el paso de cada ciclista a lo largo de su carrera deportiva… eso es otra cosa.

Escrito por: Raúl Ansó Arrobarren (@ranbarren)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *