Otros Reseñas

Reseña – Desde lo alto se ve el mar

Título: Desde lo alto se ve el mar.

Autor: Julen Gabiria

Editorial: Libros de Ruta

Primera edición en castellano: noviembre de 2020 (original en euskera publicado en 2004).

Dicen que lo bueno se hace esperar, y en este caso la máxima se cumple con creces. Más de tres lustros hemos esperado para poder leer esta novela en castellano; después del éxito del original en euskera y de su publicación en neerlandés. El propio autor, Julen Gabiria, se ocupa de la traducción de esta nueva edición realizada por Libros de Ruta.

La novela se divide en dos partes bien diferenciadas. “Desde lo alto se ve el mar” comienza narrando el día en que Martín Alberdi conoció a su ídolo Federico Ezquerra a la puerta de un bar en Durango. La pasión del padre, Martín, llevaría a Román Alberdi a descubrir el ciclismo y a convertirse en seguidor incondicional del héroe italiano Gino Bartali. Estamos en plena Guerra Civil, en un ambiente opresivo que terminará forzando la separación total de la familia; pues Román será uno de tantos niños de la guerra exiliados más allá de nuestras fronteras.

El punto de vista protagonista se situará en Román, que se convierte en hilo conductor de la historia. Veremos el descubrimiento de una pasión en medio del drama de la guerra, el exilio, y la aventura que tantos amantes del ciclismo podríamos soñar; llegar a pedalear con los grandes ciclistas del momento en una gran etapa del Tour.

La segunda parte, en cambio, nos llevará a la localidad natal del gran Gino Bartali, Ponte a Ema, en plena II Guerra Mundial; y con el fascismo dominando con mano de hierro el país transalpino. La historia se abre a un gran abanico de personajes a través de los que iremos conociendo las peculiaridades, relaciones y vicisitudes de los habitantes del pequeño pueblo toscano.

El relato de Julen Gabiria nos transporta a un mundo en el que la fantasía y las historias increíbles se mezclan con la crudeza de una época trágica y opresiva que altera de raíz la vida de todos los personajes. Pese a lo terrible del contexto histórico, que salpica la narración de episodios trágicos, la novela mantiene un tono muchas veces optimista y esperanzador; arrancándonos la sonrisa en muchos momentos y dejando situaciones que van de lo más surrealista a momentos de auténtica comicidad.

Carreras de sidecar, venta de plumas de avestruz en el mercado, curas evangelizando palomas y halcones, cerezas dentro de los panes, referéndums imposibles, espontáneos ganando etapas en el Tour de Francia… la imaginación de Julen Gabiria se desborda a lo largo de las 170 páginas del relato, regalándonos momentos inolvidables. Los ecos de la cultura italiana del siglo XX resuenan en cada uno de los personajes y en sus aventuras y desventuras, recordándonos a iconos tan presentes en nuestra memoria como Don Camillo, Cinema Paradiso o Amarcord, y autores como Pier Paolo Passolini, Italo Calvino o Federico Fellini por citar algunos.

En definitiva, Julen Gabiria construye una novela que entrelaza cuentos, fantasía y aventuras que son auténtico disfrute para el lector; y que engloban una profunda reflexión en torno a la lacra de los autoritarismos y la lucha por la defensa de las libertades. Un libro perfecto para casi cualquier tipo de lector; desde el que busca nuevas incorporaciones a su biblioteca ciclista como para el que quiere reflexionar sobre la historia, y sobre todo para el que quiera hacer volar su imaginación con una divertida novela de ficción.

Escrito por: Víctor Díaz Gavito (@VictorGavito)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *