Ciclistas Profesional

Tadej Pogacar: rock & roll star

Hace escasas fechas salía la noticia de la renovación de Tadej Pogacar por UAE por la friolera de cinco años. El campeón del Tour de Francia ha aprovechado su tirón y un muy buen inicio de temporada para fructificar las negociaciones en un contrato muy suculento. El futuro asegurado y la certeza de que de aquí en adelante tiene ventaja sobre todos los demás en las negociaciones. Con apenas 22 años. Quien le quiera tiene que aceptar estas condiciones. Sino, tiene mucha comodidad que disfrutar. Si sigue siendo competitivo, las condiciones las pondrá él donde vaya. Lo mismo si se queda. 

El tirón mediático que tiene está siendo aprovechado al máximo en el principio de temporada, pareciendo que está siguiendo el lema rockero de vivir el momento, al máximo y sin pensar en nada más allá del día que respiras. Quizá de esta forma esté comprometiendo los objetivos principales de la temporada, aunque todos en su entorno repitan constantemente que no tiene nada que ver. Quien mucho corre, pronto para. Dicen. 

Pero es su momento. Las cosas vuelan con viento a favor, por lo que es una forma de verlo. Nadie asegura a Tadej que dentro de cinco años siga estando en el candelero. Es más, es muy probable que no lo esté. Messi lo ha hecho en fútbol. Cristiano Ronaldo. Pero en ciclismo los grandes campeones han resistido unos seis-siete años a un gran nivel. Casos como Valverde, que han resistido a un gran nivel tantas temporadas, no hay tantos. Ninguno a esta intensidad en la exigencia, sobre todo psicológica

Un muy buen escalador, un croner tan decente que es el campeón nacional de la especialidad por delante de Roglic (segunda crono en la que le levanta un título a Primoz). Un auténtico crack que está blindado y con la seguridad de que pase lo que pase, tiene asegurado el pan. Eso es un arma de doble filo, puesto que puede dar tranquilidad a la hora de afrontar objetivos. Pero también provocar relajo toda vez que las cosas no rueden como se espera. 

Foto: Sirotti
Escrito por: Lucrecio Sánchez  (@Lucre_Sanchez)

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.