eslovaquiaJorge Matesanz

La maldición cinéfila de Peter Sagan en San Remo
A veces los genios tienen los días de aparición contados, como sus deseos. Peter Sagan no es excepción. Como si de frotar una lámpara se…