Profesional Equipos Femenino Opinión

¿Un equipo de primer orden o varios de un escalón inferior?

¿Qué es mejor para el ciclismo de un país?

Está claro, es una pregunta sin una respuesta sencilla. Ambos niveles de equipos forman parte clave del entorno o ecosistema en el que se desarrolla el ciclismo en una nación y se retroalimentan unos de otros. ¿Pero cuál de esas partes es más importante para el crecimiento del ciclismo en un país?

Un equipo potente de primer orden puede ofrecer a un reducido número de ciclistas salarios, material, preparadores, seguros o coberturas sociales, servicios o asesoramientos médicos, calendarios equilibrados y competitivos y un entorno 

Opiniones en este sentido hay muchas; las recientes de Eider Merino en Sprint Final indicando que en España hay demasiados equipos UCI para el número de corredoras y que en su opinión sería mejor si se juntasen varios e hiciesen uno más fuerte, o las de Audrey Cordon-Ragot quien decía, hace unos años en Road&Mud, que era mejor tener un equipo bueno y profesional que cinco con malas condiciones, calendario y recursos.

Por otro lado, varios conjuntos de un escalón inferior pueden ofrecer a un amplio número de ciclistas la oportunidad de continuar sus carreras deportivas y servir como vehículo de transición gradual desde el que afrontar el vasto océano que separa las categorías formativas y recreativas del profesionalismo. En cierto modo, ejercer de angel investor aportando o facilitando una oportunidad que no les llegaría desde el escalafón más alto.

Equipos pequeños y grandes forman la base que nutre el entorno y la cúspide de la pirámide en que se puede organizar el ecosistema ciclista. Ambos niveles se retroalimentan. Sin la existencia de unos la subsistencia de los otros sería más complicada a medio y largo plazo, ¿o no? ¿Cuál es para vosotros más trascendental a largo plazo?

Escrito por Diego Martín (@MartinTheCaleb)
Foto: Photo Gomez Sport / Movistar Team

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.