Historia

Van Petegem y la Het Volk

Para muchos la temporada ciclista no empieza en realidad hasta este último sábado de febrero con la disputa de la Omloop Het Nieuwsblad. Y es que a pesar de no estar en primavera estacionalmente hablando, esta carrera nos transporta por primera vez en el año a ese escenario de pavé y carreteras estrechas. Peter Van Petegem fue vencedor en nada menos que en tres ocasiones de esta prueba, con la cual mantiene una estrecha relación desde su juventud.

La tarde llega a su final en busca de la oscuridad de la noche, en una de las muchas brasserie (cervecerías) que adornan las calles de Brakel y pueblos de alrededor. Entre cervezas y echar un vistazo al Het Nieuwsblad, el periódico flamenco, la primavera, en su versión ciclística, ha llegado a la provincia de Flandes Oriental y las tertulias de bar giran en torno a ciclistas, muros y tramos de adoquines. Los más veteranos recuerdan las hazañas del Gitano Roger de Vlaeminck hombre récord en la Paris Roubaix, del Caníbal Eddy Merckx y su hambre de triunfos, de Eric Leman o del dos veces Campeón del Mundo Freddy Maertens, que nunca venció un monumento, pero fue gran protagonista de varios. Paginas que forman parte de la historia de este deporte y que son difíciles de borrar de la mente del buen aficionado flandrien. Otra generación de seguidores, algo más jóvenes, no podrán olvidar a otros héroes locales de la bicicleta como Johan Museeuw, el León de Flandes, pero si hablamos de la zona de Brakel, localidad asociada de siempre a este deporte, el ídolo es sin duda Peter Van Petegem.

Con un palmarés a la altura de los más grandes corredores de clásicas de la historia, Van Petegem hizo de las piedras de Flandes su modo de vida, se decía incluso que adoquinó parte del jardín de su casa. Por supuesto y como no podía ser de otra forma tuvo sus momentos álgidos en la prueba reina de aquel territorio, la que se disputa el primer domingo de abril, el Tour de Flandes. De ronde. El Negro de Brakel, como era conocido Peter Van Petegem, se impuso en dos ocasiones en esta carrera (1999 y 2003), un acontecimiento único para un corredor flamenco. Además, en 2003 se proclamó vencedor de la Paris-Roubaix, consiguiendo el doblete junto al Tour de Flandes, un logro que apenas nueve corredores en la historia han conseguido en una misma temporada. También obtuvo la medalla de bronce en los Campeonatos del Mundo en ruta disputados en Hamilton, Canadá, por detrás de Igor Astarloa y Alejandro Valverde.

Pero si con una carrera se identifica la figura de Peter Van Petegem, esa es la Het Volk, actual Omloop Het Nieuwsblad, denominación procedente del rotativo de información en lengua flamenca que es a su vez organizador de esta prueba. Hasta en tres ocasiones tuvo la oportunidad de levantar los brazos el ciclista belga, en una carrera que transitaba por el que fuera su territorio de entrenamiento y pasa por las calles de su pueblo natal en varias ocasiones, ostenta el récord de victorias de la prueba, empatado con sus compatriotas Ernest Sterckx y Joseph Bruyére. Como corredor del conjunto neerlandés TVM se impuso consecutivamente en las ediciones de 1997 y 1998 por delante de Tom Steels y Gianluca Bortolami respectivamente.

Eran tiempos en los que la escuadra italiana del Mapei imponía su ley en estas carreras primaverales con ciclistas de la talla de Johan MuseeuwAndrea Tafi o el citado Tom Steels. En 2002, ya en las filas del conjunto Lotto, Van Petegem cerró su idilio particular con la primera clásica de adoquines del calendario venciendo con unos segundos por delante del danés Hoj y sacando unos metros al grupo de los favoritos.

Este próximo sábado (27 de febrero) se disputa una nueva edición de la Omloop Het Nieuwsblad (antigua Het Volk) y Peter Van Petegem como cada año estará presente. Obviamente no será encima de la bicicleta sino en el coche como director técnico de la carrera, cargo que ocupa desde hace varias temporadas. Con salida en la monumental Gante y llegada en la ciudad de Ninove , antigua meta del Tour de Flandes, la primera clásica de pavés de la temporada 2021 contará con un recorrido de doscientos kilómetros con algunos de las ascensiones más celebres de Flandes, entre ellas el Kapelmuur o Muur de Geraardsbergen.

Escrito por Alberto Díaz Caballero (@Sincadenablog)
Foto: Sirotti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *