HC

Vuelta España 2021: recorrido, análisis y puertos

Presentada la Vuelta 2021, la edición más esperada y ansiada que más se ha hecho esperar debido a la pandemia y que cumple con las expectativas de todo tipo de corredores y aficionados: alta montaña, sprints, media montaña, puertos largos, cortos y cronos, aunque quizá el kilometraje de estas últimas sea el gran debe de esta edición.

La alta montaña será la estrella, con cinco grandes llegadas en alto acompañadas de otras cuatro llegas en subida de mayor levedad, si bien la que termina en Balcón de Alicante pueda ser considerada en un peldaño intermedio. Casi 42 kilómetros serán contrarreloj, esta vez toda individual. Se estrena la gran cumbre asturiana y ansiada por la organización y los aficionados, el Gamoniteiro. Una montaña larga y dura, además en una etapa criminal, durísima.

Los Lagos regresan con novedades y estreno de puertos. El Pico Villuercas se incorpora a la rotación de llegadas en alto con un paso previo por su vertiente dura. Vuelve Velefique con un primer paso por la sierra de Filabres en una etapa que permite ciclismo de varios tipos. Sobre todo el de los grandes escaladores.

Etapa a etapa, todas las jornadas tienen algo que contar. Una primera semana más comedida en cuanto a lo orográfico, pero complicada por el viento y la tensión de los sprints, que recuperan algo de oxígeno en esta edición.

Etapa 1. Burgos – Burgos

La primera etapa, con salida en la catedral de Burgos, y el ascenso al alto del Castillo, ofrece una primera oportunidad de crear diferencias.

Etapa 2. Caleruega – Burgos

Primera etapa en línea y oportunidad para el viento y los velocistas. Las caídas y la colocación serán los grandes temas a tratar. Ningún puerto puntuable.

Etapa 3. Santo Domingo de Silos – Picón Blanco

Sin más dilación llega la primera llegada en alto de esta edición. Y no en cualquier puerto. Picón Blanco es nuevo en la Vuelta, aunque no en el ciclismo. Su cima ha sido coronada por Landa o Evenepoel, lo que da muestra de lo exquisito de su ascenso. El resto de la etapa será prácticamente llana, con el alto del Manquillo y el de Bocos, ambos de tercera.

Etapa 4. Burgo de Osma – Molina de Aragón

De la provincia de Soria recorremos un terreno rompepiernas para llegar a la localidad de Molina de Aragón, en Guadalajara. El viento será de nuevo el protagonista, con el repecho final para marcar algunas diferencias mínimas entre grupos en el más que previsible sprint.

Etapa 5. Tarancón – Albacete

Si la llegada a Albacete es conocida en el mundo del ciclismo es por el viento que arrecia en sus proximidades. Abanicos, nervios y desgaste que después pasará factura. La llegada, si todo va según lo previsto, al sprint.

Etapa 6. Requena – Cullera

Nueva llegada en cuesta, si bien se trata de una subida corta. La llegada a Cullera no será determinante, puesto que siendo tan breve, las diferencias se moverán en segundos. El resto de la etapa es plana y en su segunda mitad transita por zonas bien abiertas al viento.

Etapa 7. Gandía – Balcón de Alicante

Durísima etapa de media montaña. Desde el nivel del mar llegarán a los casi 1000 metros de una llegada inédita en el ciclismo: el Balcón de Alicante. La etapa comienza con el ascenso a un puerto de primera, Llacuna, que formará una fuga bastante interesante. A continuación llega un terreno donde consolidar o trabajar el pelotón para recomponer la situación de carrera. A partir del puerto de Benilloba todo es subir o bajar. Tudons, un clásico de la carrera, regresa por su lado amable, aquel donde Esteban Chaves fraguó su tercer puesto en el podio camino de Aitana.

Después se sube el puerto del Collao, de segunda, y el de Tibi, de tercera, antes del novedoso puerto final. Se esperan las primeras diferencias serias y alguna sorpresa en forma de escapada que luego cuesta bajar de los primeros puestos de la general.

Etapa 8. Santa Pola – La Manga del Mar Menor

De nuevo vuelve un cambio de desarrollos, esta vez al llano, con riesgo alto de viento y posibilidad alta de llegada al sprint, aunque veremos cómo de reducido. O no.

Etapa 9. Puerto Lumbreras – Alto de Velefique

Primera etapa de alta montaña. Un auténtico etapón, con pasos por el puerto de Cuatro Vientos, de segunda, el auténtico coloso del día, el de Venta Luisa (Calar Alto), todo un categoría especial puntuado de primera, que enlaza sin solución de continuidad con el alto de Castro de Filabres, revirado y duro, y la subida final al escénico Velefique.

Etapa 10. Roquetas de Mar – Rincón de la Victoria

Tras el día de descanso, llega una etapa trampa, con miga en su parte final. Transcurriendo en su mayor parte por costa, el muro de Almáchar pondrá en aprietos al pelotón. Si una fuga llega, tanto la subida como la bajada serán decisivas.

Etapa 11. Antequera – Valdepeñas de Jaén

Un clásico en la Vuelta. La llegada durísima a la localidad jienense de nuevo impedirá que los ciclistas se tomen un respiro. Los líderes tendrán que estar atentos de nuevo, con un final trampa en el que los puertos de Lagunillas para la fuga, y de Valdepeñas de Jaén para los favoritos, marcarán la carrera. La rampa final, con puntas sobre el 20%.

Etapa 12. Jaén – Córdoba

Sin respiro, las fugas volverán a tener protagonismo, con el doble ascenso a los montes contiguos a la capital cordobesa, un semi circuito que será muy atractivo incluso para ver peleas entre los gallos. El alto del 14% pasará ya factura.

Etapa 13. Bélmez – Villanueva de la Serena

La vuelta de la Vuelta a Extremadura no será testimonial, con una primera etapa donde el viento de nuevo será protagonista. Los equipos de velocistas procurarán controlar para una volata cantada.

Etapa 14. Don Benito – Villuercas

Uno de los grandes estrenos del año. El Pico Villuercas se estrena en la Vuelta con una etapa acorde y un primer paso por su durísima vertiente de hormigón. Primera llegada en alto en Extremadura y un coloso que tiene muchos visos de marcar diferencias y empezar a decidir el podio.

Etapa 15. Navalmoral de la Mata – El Barraco

Durísima etapa previa al último día de descanso. La sierra de Gredos será protagonista de una de las etapas reina de la edición. Se estrena el puerto de la Centenera, durísimo, al igual que esta vertiente de Pedro Bernardo, más conocido por su lado opuesto. Mijares vuelve después de varios años de ausencia. Siempre ha marcado la carrera. El puerto de San Juan de la Nava decidirá la etapa y producirá algunas escaramuzas por la general, si es que no se han producido antes.

Etapa 16. Laredo – Santa Cruz de Bezana

El día de descanso y traslado sabemos que produce cambios en los cuerpos de los ciclistas y afecta su recuperación o su estado de forma. Etapa de nuevo llana en la que el pelotón rodará rápido.

Etapa 17. Unquera – Lagos de Covadonga

Una de las etapas reina. Descubrimos el puerto de Llomena para el ciclismo profesional, con doble paso, sustituyendo la función que venía realizando el histórico Mirador del Fito, y adornado con el durísimo puerto de Lagos como meta. Se asciende también el alto de Ortiguero.

Etapa 18. Salas – Gamoniteiro

La considerada etapa reina. Nada menos que cuatro puertos para superar los 4000 metros de desnivel. San Lorenzo y Cobertoria, durísimos, darán pie a forzar cosas de lejos en caso de necesidad, mientras que el Cordal, por el lado inverso al habitual, pondrá firme el pelotón en ascenso y en descenso. El puerto final habla por sí solo. Unos 15 kilómetros cerca del 10%. Uno de los puertos más duros de la historia del ciclismo.

Etapa 19. Tapia de Casariego – Monforte de Lemos

Dura en su inicio, introduciéndose en el interior astro-astur, el resto de la etapa quedará para fugas y decidir quién se lleva el antepenúltimo triunfo en esta edición. La presión de los equipos sin victorias se dejará notar y podrá afectar al resultado más que el propio recorrido, siempre travieso por tratarse de Galicia.

Etapa 20. Sanxenxo – Mos

Una auténtica encerrona, con una etapa clásica de la París-Niza. Cinco puertos en la parte final, con el de Mougás y el de Prado como decisivos para una eventual lucha por el maillot rojo. El final estará en un segunda, el Castro de Herville, que puede decidir la Vuelta.

Etapa 21. Padrón – Santiago de Compostela

Crono final con llegada en Santiago, rememorando las vivencias del año 1993, donde una crono entre estas dos localidades (entonces de 44) decidió la Vuelta en favor de Rominger ante Zulle.

Escrito por Lucrecio Sánchez

Perfiles: La Vuelta / Unipublic
Foto: @ACampoPhoto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.